lavrentiPor estas fechas de primeros de año las intenciones de siempre, quizá junto a algunas nuevas o copiadas, revolotean por nuestras cabezas prometiendo que doce meses después seremos más cultos, estaremos más en forma o habremos realizado ese viaje que nunca llega.

No está mal, pero prefiero dar el primer paso de este 2015 presentando a un autor y a una obra que, seguro, no pasarán inadvertidos: Pablo Gonz y Lavrenti y el soldado herido.

De él, del autor, sólo puedo decir que le conozco desde hace pocas semanas y siempre a través –por razones geográficas- de las redes sociales, pero que destila un algo peculiar de personalidad interesante. De ella, de la obra, que aún no he tenido el gusto de leerla pero que a juzgar por las críticas que está recibiendo tienta y mucho el hacerse con ella.

 

El robo de dos espejos. Dos hombres que se conocen por ese motivo. Amor, venganza, política, traición, ovnis... Y todo ello en 34 páginas. ¿Tienta o no tienta?

Las cookies nos permite mejorar la navegación. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. +info