ventanas portadaEn 2012, Granada Club Selección publicó el libro de relatos Las ventanas de la vida, de la poetisa y escritora bilbaína María José Mielgo. En sus páginas se desgranan veintiocho relatos repletos de ternura, obsesiones, amargura, esperanzas... Tratados desde un punto de vista tan humano que, de alguna manera, todos los lectores nos vemos reflejados, plena o parcialmente, en alguno de ellos.

Las favorables críticas obtenidas, le han valido a Las ventanas de la vida recibir el Premio a la Crítica Granada Club 2014.

El pasado 29 de noviembre, María José Mielgo recibía en Almuñecar (Granada) el galardón y pronunció un emotivo y sentido discurso que reproducimos íntegramente.

Discurso de Mª José Mielgo

En primer lugar, felicitar al resto de los galardonados en sus diferentes categorías y espero que lo disfruten tanto como yo. 
También quiero dar las gracias a las autoridades aquí presentes y a D. José Segura Haro y todos los miembros del Club Granada Costa, así como miembros que hayan intervenido en estos premios, por su gran labor en el mundo de la cultura y de la creación artística.
Agradecer a los que no están, porque allá donde estén, creo que se sentirán orgullosos; a cuantos se han desplazado conmigo, a pesar de tener que ajustar sus agendas e intentar conciliar su vida familiar para poder estar acompañándome. A quienes no han podido desplazarse hasta aquí, pero que me han felicitado por este premio.
A mis padres, porque les debo parte de lo que soy y de quien soy, a pesar –permítanme un poquito de vanidad- de haber puesto yo mi granito de arena.
Es un placer recoger este premio, porque de algún modo avala el trabajo de muchos años, es un reconocimiento a la obstinación, al querer superarse, al creer en lo que haces y al intento de vivir la Literatura ofreciéndosela a un público, que en este caso, ha hecho posible que este libro haya conseguido una segunda edición y entrar a través de muchas ventanas.
Nada hubiera sido posible sin las personas que me animaron y por supuesto, a ti Carmen Posadas, por tanta generosidad al dedicar parte de tu tiempo a estos textos para realizar una contrasolapa.
"Las Ventanas de la Vida", que son tantas, han supuesto una maravillosa ventana en mi bagaje literario y debo decir, hoy aquí, que estoy muy, pero que muy orgullosa de recibir de las manos de Alfonso Monteagudo este premio, porque no olvidaré nunca cómo una persona con su trayectoria cultural, ávido lector, viajero incansable, se emocionó hace dos años hablando de "Las Ventanas de la Vida". Pensé: ¡Vaya, que alguien con su currículum se emocione con la lectura de alguno de mis textos... es que le ha tenido que llegar al alma!
Espero y deseo no haberme equivocado, porque eso significaría que he transmitido bien cuanto quería decir y porque el mejor aplauso, la mejor loa que puede tener el artista, en mi caso como escritora y poeta, es cuando el lector se emociona con tus textos y estos han sido capaces de transmitirle sentimientos.
Gracias de nuevo a Granada Club Selección por este día tan especial y cómo no, gracias siempre a ti, Marcelino Arellano Alabarces, también galardonado hoy, porque tú "me trajiste hasta aquí" y porque has sido un compañero de viaje, en lo literario, a quien tengo mucho que agradecer: mi gratitud más sincera a todos por tanta generosidad y espero que sigan disfrutando de la alteridad literaria y de la palabra, porque es y será, el mayor signo de libertad.
María José Mielgo Busturia

Las cookies nos permite mejorar la navegación. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. +info