javi clementeAntes de debutar en Primera División se le conocía como El rubio de Barakaldo. Cuando los tacos de sus botas comenzaron a dejar huella sobre el césped y el barro del viejo San Mamés, en la tribuna de preferencia se le bautizó como El Bobby Charlton español. En las gradas, preferían el apodo de El pulmones.

Era Javier Clemente, tenía 18 años cuando debutó con el primer equipo del Athletic de Bilbao y llegó como un huracán a La Catedral.

Leer más

 

 

Las cookies nos permite mejorar la navegación. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. +info