bruno berlotoCuando uno tiene una afición –entendida ésta no como simple pasatiempo, sino como algo que te entusiasma, que te apasiona pero de lo que no vives- intenta a menudo ir más allá, saber más, perfeccionarse... Hoy en día, la herramienta Internet nos permite rastrear el universo sin salir de casa y encontrar en poco tiempo cosas y personas que antes resultaban casi imposibles. De esta manera descubrí a Bruno Berloto.

Lo primero que me atrajo de él fue su manera de presentarse al mundo: como una persona normal y corriente, como alguien que ha llegado donde está a base de esfuerzo y de tenacidad, lejos de muchos divos que se esfuerzan en convencernos de que han nacido con un don regalado por los dioses.

Lo segundo, la pasión que demostraba por el mundo de la armónica. Lo tercero, la forma sencilla pero tremendamente técnica de enseñar. Después de pasear por webs complicadas, enrevesadas o excesivamente simples, recalar en la de Bruno fue como llegar a un oasis, a ese oasis en el que echar el ancla y exclamar: ¡Me quedo!


Hoy en día mantenemos una amistad a distancia, por medio de mails y de Facebook, en donde a menudo sigo sus comentarios, sus noticias... Me alegra, me estimula y me emociona comprobar cómo este joven uruguayo, que un día tuvo en sus manos una primera armónica sin saber emitir una sola nota, hoy se codea con los grandes y vive y disfruta de ese pequeño instrumento que constituye gran parte de su esencia.


Sin más preámbulos, Ladies and gentlemen, con todos ustedes, desde su Montevideo natal ... ¡Bruno Berloto!

 

CHARLANDO CON...: Cuéntenos, por favor, a qué edad y cómo se produjo su primer contacto con la armónica.
BRUNO BERLOTO: Comencé a los 16 años, en mayo de 1993, cuando compré mi primera armónica, gracias a haber escuchado una grabación en casete de un tema del armonicista de blues norteamericano William Clarke, llamado Drivin' my life Away de su álbum Serious Intentions.


CHC: Antes de ese episodio, ¿tocaba algún instrumento?
BB: Sí, desde los 9 y hasta los 14 años estudié órgano y solfeo.


CHC: ¿Qué tuvo de mágico la armónica para enamorarle de esta manera?
BB: Los sonidos tan expresivos que pueden lograrse en un instrumento tan pequeño. No es casualidad que sea el instrumento más vendido a nivel mundial, ya que además de lo expresivo que puede ser, es sensiblemente más barato que cualquier otro instrumento y por su tamaño puede llevarse en un bolsillo.


CHC: ¿Qué era para usted la música?
BB: La música era muy importante, ya desde pequeño me llamaba mucho la atención, estando incluso en un ambiente familiar rodeado de instrumentos musicales. De hecho mi madre tocaba el piano y mi padre la flauta y el acordeón a piano.


CHC: ¿Cuál fue su primera armónica?
BB: Mi primera armónica fue una Hohner Blues Harp (el viejo modelo que se vendió hasta mediados de la década del 90).


CHC: ¿Por qué ese modelo?
BB: Era el único modelo que pude conseguir en ese momento, no tenía mucha idea sobre armónicas (marcas y modelos), ni tampoco había mucha variedad para elegir.


CHC: ¿Qué le decía su familia cuando le veían todos los días con la armónica en la boca?
BB: En los primeros tiempos practicaba entre 4 y 6 horas diarias, y en realidad por parte de mi familia hubo en general un apoyo o estímulo a lo que hacía, lo cual era algo muy importante.


CHC: ¿Fue autodidacta o siguió algún método, o asistió a clases presenciales?
BB: Fui autodidacta desde mis comienzos y luego de los primeros 3 años, comencé a complementar mis conocimientos con métodos que estaban la mayoría en idioma inglés. Posteriormente llegó Internet y pude recabar más información al respecto. Nunca he tomado clases con profesor.


CHC: ¿Qué aspecto de la armónica es el que más le costó aprender y dominar?
BB: El perfeccionamiento de la técnica del bending en la celda 3 aspirada y la fluidez en los fraseos en general.


CHC: Por aquel entonces, ¿la armónica era en su país un instrumento conocido, usado?
BB: No era para nada conocido, tal es así que yo apenas llegué a ver un solo armonicista al año de haber empezado con la armónica.


CHC: ¿Quiénes eran en aquellos momentos los «tótems» de la armónica?
BB: Yo conocía solo a Eduardo "Pato" Acevedo.


CHC: ¿Cuánto tiempo pasó hasta que usted se dijo a sí mismo «Ya sé tocar la armónica»?
BB: Eso nunca ocurrió. Sí me dije a los 10 años de empezar a tocar que tenía un dominio aceptable, pero la realidad es que ni hasta hoy en día podría decir que se tocar la armónica, pues todo los días uno sigue aprendiendo.


CHC: ¿En qué momento se atrevió a tocar delante de un público?
BB: Al año y unos meses de empezar con la armónica tuve mi primera presentación con una banda de rock y blues, que fue en agosto del año 1994 en un teatro de mi ciudad donde habían concurrido unas 250 personas aproximadamente.


CHC: ¿Qué diferencia –si hay alguna diferencia- a la armónica de los demás instrumentos?
BB: En la armónica se pueden lograr sonidos muy expresivos e imposibles de reproducir en otros instrumentos, ni siquiera en los teclados sintetizadores más avanzados.


CHC: ¿Es necesario saber solfeo y/o tener estudios musicales para aprender a tocar la armónica?
BB: Saber solfeo y teoría nos hace músicos más completos y ayuda sin dudas, aunque es cierto que tanto en la armónica como en los demás instrumentos también se puede aprender de oído. A modo de ejemplo Phil Collins siempre tocó la batería de oído y nadie duda de su talento.


CHC: Cualquier profano puede pensar que una armónica es un instrumento para solitarios porque no combina con ningún otro, pero esto no es así, ¿verdad?
BB: Eso no es cierto, la prueba está en que hoy en día son cada vez más las canciones en las que está la armónica presente en diversos estilos musicales.


CHC: Si no me equivoco, usted es un profesional de la armónica diatónica de 10 celdas. ¿Ha coqueteado en algún momento de su carrera con armónicas cromáticas o con diatónicas de más celdas?
BB: Sí lo he hecho y por cierto comparando la armónica diatónica con la cromática son dos mundos diferentes más allá que tengan elementos en común. Tímbricamente son bastante distintas, resulta muy interesante alternar entre ambos tipos de armónica por los diferentes sonidos que se pueden lograr.


CHC: ¿Qué puede tocarse con una armónica diatónica de 10 celdas?
BB: En una armónica diatónica, se puede tocar todo tipo de estilos si es que puedes dominar perfectamente todos las notas con bending, incluyendo a los overbendings que dan las notas restantes para alcanzar los cromatismos en la armónica diatónica, es decir, tener la misma disponibilidad de notas como si se tratara de una cromática de 10 celdas.


CHC: ¿Cuál es su especialidad?
BB: Yo me especializo sobre todo en el estilo de blues que personalmente es el que más me llega, aunque también toco rock, country, bluegrass, folk, entre otros estilos.


CHC: ¿A lo largo de su historia, la armónica ha sido un instrumento universal o ha habido regiones, o países, con más afición y tradición?
BB: Aunque no lo parezca, la armónica ha sido y es el instrumento más popular y vendido en el mundo. La razón principal es su bajo precio en comparación a otros instrumentos y su pequeño tamaño y las posibilidades de expresión musical que pueden lograrse.


CHC: Aunque una de las grandes figuras de la armónica fue Big Mama Thornton, ¿puede decirse que la armónica es un instrumento para hombres?
BB: No creo para nada en que sea un instrumento para hombres, sería una afirmación muy simplista, más allá de que se conozcan más hombres que mujeres que tocan la armónica. En un instrumento lo que menos importa es el sexo de quien lo ejecuta, ya que hombres o mujeres sienten la música por igual.


CHC: Y al igual que ocurrió con el boxeo, hubo una época, allá, mediado el siglo XX, en que la armónica estaba dominada por músicos de piel negra, ¿no es cierto?
BB: Si hablamos del estilo de blues es verdad que había un predominio absoluto de músicos afrodescendientes, yo creo que por lo menos hasta fines de la década del sesenta era así. Igualmente me parece que sigue existiendo una proporción un poco mayor hasta hoy en día, por lo menos en los Estados Unidos.


CHC: Big Walter Horton, Big Mama Thornton, Little Walter, Jimmy Reed... Son algunos de los grandes mitos de la armónica blues, pero supongo que hay muchos más que, quizá sin llegar a ese nivel de excelencia, son grandes maestros. Díganos algunos nombres.
BB: Aleck Ford, luego "Rice" Miller (más conocido como Sonny Boy Williamson II), Big Walter Horton, que junto con Marion Little Walter Jacobs, fueron los más emblemáticos representantes de la armónica de blues. Luego hubo una generación que abarcó a James Cotton, Junior Wells, Charlie Musselwhite, Paul Butterfield, William Clarke, Carey Bell, Billy Branch, Sugar Ray Norcia, Rick Estrin, Kim Wilson, Mark Hummel y Rod Piazza, entre otros tantos.


CHC: ¿Es la armónica un instrumento fácil de aprender?
BB: Ningún instrumento musical es fácil de aprender bien a tocar.


CHC: ¿Y de dominar?
BB: Esta pregunta está relacionada con la anterior, ya que cualquier instrumento para dominarlo bien es complejo y requiere sus años de estudio. A mi entender en la armónica no menos de 4 o 5 años.


CHC: ¿Hay mucha afición a la armónica en Uruguay?
BB: Realmente hoy en día no creo que haya demasiados aficionados por la armónica, aunque supongo que ha ido creciendo de a poco. Esto lo creo así porque a veces cuando voy a preguntar en una tienda de música por alguna armónica en particular, me dicen que está agotada y esto hace unos 10 años atrás no sucedía.


CHC: ¿Tiene idea de cuántos aficionados a la armónica hay en el mundo? Me refiero a personas que, más o menos habitualmente, se la pegan a los labios.
BB: Es muy difícil determinar una cifra pero seguramente son muchos miles, ya que como había explicado antes la armónica es un instrumento económicamente bastante accesible y que en relativamente poco tiempo se pueden sacar buenos sonidos incluso sin mucho estudio (como autodidacta).


CHC: A todos aquellos y aquellas que estén a punto de iniciarse en la armónica, ¿qué marca y modelo les recomendaría?
BB: Luego de haber impartido clases de armónica durante ya casi 20 años, puedo decir por experiencia con mis alumnos, que las armónicas más recomendables para el principiante por su buena respuesta y comodidad, dentro de la gama de calidad media son por ejemplo de la marca Hohner los modelos: Special 20, Golden Melody y Pro Harp.


CHC: En Internet se publicitan bastantes academias y escuelas de armónica. ¿La mayoría son fiables?
BB: No puedo opinar al respecto ya que desconozco su método de enseñanza así como su contenido.


CHC: Sabe que soy aficionado a este instrumento, y como tal le digo que he encontrado métodos en Internet que, al menos a mí, me han confundido más que aclarado. ¿Qué debe reunir un buen método de aprendizaje?
BB: A lo largo de los últimos 10 años he adquirido más de 20 métodos de armónica, la mayoría libros o manuales para principiantes y también intermedios (la mayoría en idioma inglés) y el común denominador es que muchas veces se saltean tópicos, no hay un desarrollo gradual ni coherente, por lo que el principiante en vez de orientarse se termina confundiendo más de lo que estaba, llevando en general a una desmotivación.


CHC: ¿Su método reúne estos requisitos?
BB: Considero honestamente que mi libro toma en cuenta lo que mencioné en la pregunta anterior que carecen la mayoría de los libros y es que escribí un libro especialmente pensando en quien empieza totalmente de cero, cuyo contenido avanza desde lo más básico en la armónica, de una manera sencilla de entender y sin saltearse nada, para fijar una buena base sin que el principiante se pierda o confunda.


CHC: Usted imparte clases, tanto presenciales como por Internet. ¿Resulta más complicado enseñar a través de Skype que de manera presencial?
BB: Ya han transcurrido casi 3 años desde que imparto clases en línea a través de Skype con alumnos de habla hispana de varios países del mundo: Chile, Argentina, Colombia, Perú, España, México, Costa Rica, etc. Realmente al principio había diferencia pero era por un tema de falta de costumbre solo eso. Hoy en día realmente para mí es muy similar dar clases vía internet o presenciales.


CHC: Hablemos ahora de aspectos un poco más personales. ¿Da usted conciertos?
BB: En agosto de 1994 cuando había pasado un año de empezar con la armónica, tuve mi primer concierto en un teatro de mi ciudad Montevideo, con una banda de rock blues que integraba y que se llamaba La Reja, donde también estaba mi hermano Martín Berloto en guitarra. Desde esa fecha hasta hoy en día he actuado junto a numerosas bandas sobre todo de estilo blues y rock, siendo el concierto más destacado hasta el momento, la participación en el Montevideo Blues Festival II en diciembre de 1998 en el Teatro de Verano Ramón Collazo (escenario abierto con capacidad para 6000 personas), donde nos tocó abrir dicho festival con la banda que formaba parte en ese momento llamada Sótano Blues. También participaron de España Jorge "Flaco" Barral e importantes artistas de blues de Estados Unidos como Smokin' Joe Kubek y Bnois King. En octubre de 2013 formé mi propia banda, Roots & Blues, de blues tradicional (versionando temas de ese género fundamentalmente de los años 50 y 60), que era un proyecto que siempre tuve en mente hasta que finalmente pude conseguir los músicos adecuados: Paula Masliah (vocales), Bruno López (contrabajo), Luciano Riestra (guitarra), Mario Gutiérrez (batería).


CHC: Doy por hecho que usted prepara sus conciertos con un repertorio, pero, ¿cuánto puede haber después de improvisación?
BB: Los conciertos siempre son preparados debidamente con ensayos, y la parte de improvisación está ligada fundamentalmente a los solos. La cantidad de improvisación puede variar un poco dependiendo del momento.


CHC: ¿Con que músicos ha tenido el honor de tocar?
BB: A lo largo de mis 22 años de carrera he sido muy afortunado al compartir escenario y sesiones de grabación con excelentes músicos y grandes personas destacándose en todo momento su gran humildad, con los cuales he disfrutado grandes momentos. Entre ellos destaco de Uruguay a: Hugo Fattoruso, Francisco Fattoruso, Nicolás Ibarburu, Martín Ibarburu, Nicolás Arnicho, Edy Peñalver, Juan José De Mello, Fede Navarro, Daniel Domínguez, de España Jorge "Flaco" Barral y de Estados Unidos: Quinten Bashaw, Smokin' Joe Kubek y Bnois King.


CHC: Y, ¿con quién o quiénes le gustaría tocar?
BB: Aquí en Uruguay en este momento no se me ocurre con quién más quisiera tocar, ya que por suerte prácticamente acompañé a todos los músicos que conocí dentro de los géneros del blues y rock. El año que viene estaría viajando a Estados Unidos para cumplir mi sueño de tocar en Chicago, la capital mundial del blues. Tengo la suerte de contar con un amigo músico que tocó durante 30 años en los circuitos de Chicago acompañando a grandes como Magic Slim, John Primer y Junior Wells, entre otros. El será un contacto fundamental para poder cumplir con dicho sueño.


CHC: ¿Qué siente en una de esas veladas, cuando el público le escucha embelesado?
BB: Siento algo muy profundo, indescriptible con palabras, ya que es una conexión directa entre lo que estoy expresando y el público, es un ida y vuelta que normalmente lo percibo en lugares como pubs donde la gente está muy próxima al escenario.


CHC: ¿Cuál es su mayor virtud?
BB: Esta pregunta está relacionada con la anterior, ya que creo que una de mis virtudes es llegarle a la gente con mi manera de tocar la armónica, de expresarme en definitiva. Soy partícipe de tocar menor cantidad de notas por compás y darle más profundidad al sonido, antes que tocar a toda velocidad. Como hacía el gran B.B. King (Q.E.P.D.) en sus solos, con cada nota en su preciso lugar y con el sonido adecuado, llegando mucho más al público de esa manera.


CHC: Y, por el contrario, ¿cuál es su talón de Aquiles?
BB: Pocas veces quedo conforme con lo que toco, aunque anteriormente era más inconformista.


CHC: ¿Cuántas armónicas posee en estos momentos?
BB: Honestamente nunca sé exactamente cuántas armónicas tengo, porque me voy comprando, a veces me regalan y otras las tengo en reparación. Sin embargo puedo asegurar que más de 20 tengo.


CHC: ¿Cuál es su «niña bonita»?
BB: La «niña bonita» es una Hohner Marine Band clásica vintage, aproximadamente de la década del 60, afinada en La (A) y que está inmaculada, como si nunca se hubiera tocado.


CHC: ¿Por qué?
BB: Por su estado y por tratarse de una armónica de colección con su medio siglo de antigüedad.


CHC: ¿Ha llegado a componer alguna melodía?
BB: Sí, así es, fraseos y arreglos, aunque por el momento nunca temas completos.


CHC: Como escuchante, ¿cuál es la pieza que más le gusta?
BB: Es una pregunta muy difícil de contestar, pero siendo William Clarke uno de mis principales referentes como armonicista y compositor, nunca dejo de escuchar su pieza magistral en todo sentido como lo es: Going Down This Highway de su álbum Serious Intentions. La primera vez que la escuché realmente se me puso la piel de gallina en el comienzo del tema con el diálogo que hacen la armónica y la sección de vientos.


CHC: ¿Cuántas horas al día dedica a la armónica?
BB: Nunca es una cantidad fija de horas, pero aproximadamente unas 2 horas, sin contar las horas de clases.


CHC: Y, ¿cuántos días a la semana?
BB: Prácticamente todos los días.


CHC: ¿Hay alguna pieza que le gusta interpretar de manera especial?
BB: Todas las piezas trato de interpretarlas a mi manera.


CHC: Usted escribió y publicó no hace demasiado tiempo el libro Armónica para principiantes. ¿Qué le movió a escribirlo?
BB: Sinceramente quería ofrecer un manual que reuniera todo lo indispensable para un dominio básico de la armónica sin saltearse nada y con un lenguaje sencillo de entender para cualquier lector sin necesidad de que tuviera conocimientos musicales.


CHC: Yo he tenido el gusto de leerlo y, como le dije en su día, me agradó esa mezcla de sencillez y de rigor con que está redactado. ¿Fue sencillo conjugar ambos aspectos?
BB: No fue nada sencillo, me llevó un año armarlo bien, disponer el contenido en un orden adecuado, e hice varias revisiones antes de ponerlo a la venta.


CHC: Dígame, ¿escribió el libro que a usted le hubiera gustado tener en sus inicios?
BB: Yo creo que sí, y lo digo no sólo por mí sino por varios de los compradores del libro que han quedados muy satisfechos con lo que han aprendido del mismo.


CHC: ¿Cuántos alumnos tiene en la actualidad?
BB: 17.


CHC: ¿Cuántos fuera de Uruguay?
BB: 14.


CHC: ¿Puede presumir de tener alumnos en los cinco continentes?
BB: Sí, podría llegar a darse en algún momento.


CHC: ¿Qué opina del famoso solo de armónica que se marca Charles Bronson, o mejor dicho, su personaje, en el western Hasta que llegó su hora?
BB: No tengo ninguna opinión al respecto.


CHC: Imagino que todos los instrumentos son para sus poseedores objetos tremendamente queridos, pero no sé, me da la impresión de que la armónica, quizá por su tamaño, tiene algo especial, que la hace más íntima. ¿Piensa como yo?
BB: Sí, puede ser, yo a mis armónicas las cuido mucho, tal es así que tengo algunas con 20 años de uso y sin haberse desafinado ni una lengüeta.


CHC: Para terminar: principal virtud de una armónica.
BB: En mi opinión es el instrumento más pequeño pero a la vez más expresivo que existe.


CHC: ¿Y principal defecto?
BB: Si uno no es muy cuidadoso con ellas, tanto en la manera de tocar como en su mantenimiento, su vida útil no supera mucho más que los dos años antes de una desafinación.

Más información sobre Bruno Berloto  

Comentarios   

paintball
0 # paintball 17-09-2017 21:40
This site was... how do I say it? Relevant!! Finally I have found something that
helped me. Appreciate it!
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
broderie
0 # broderie 23-09-2017 20:43
As the admin of this website is working, no doubt very rapidly it will
be renowned, due to its feature contents.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Katrice
0 # Katrice 31-10-2017 15:37
If you would like to obtain much from this piece of writing then you have to apply these techniques to your won webpage.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
nzchina.co.nz
0 # nzchina.co.nz 01-11-2017 03:07
Hello there! I know this is kinda off topic however I'd figured
I'd ask. Would you be interested in trading links or maybe guest writing a blog article or vice-versa?
My blog goes over a lot of the same subjects as yours and I think we could greatly benefit from each other.
If you happen to be interested feel free to shoot
me an email. I look forward to hearing from you! Fantastic blog by the way!
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Kaley
0 # Kaley 01-11-2017 19:04
It's truly a nice and helpful piece of information. I'm satisfied that you just shared this
helpful information with us. Please keep us up to date like this.

Thank you for sharing.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Jonnie
0 # Jonnie 01-11-2017 23:59
I believe what you wrote was actually very logical.

However, think on this, what if you added a little content?
I am not suggesting your information isn't solid, however suppose you added something to
maybe get people's attention? I mean Bruno Berloto is
kinda vanilla. You could peek at Yahoo's front page and watch
how they create article headlines to get viewers to open the links.

You might add a related video or a related picture or two to grab people interested about everything've written. In my opinion, it would bring your website a little bit more interesting.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Cristine
0 # Cristine 03-11-2017 23:01
WOW just what I was looking for. Came here by searching for Cristine
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Christopher
0 # Christopher 06-11-2017 03:02
What's up i am kavin, its my first occasion to commenting anyplace, when i read this paragraph
i thought i could also make comment due to this brilliant paragraph.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Las cookies nos permite mejorar la navegación. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. +info