soraya peaNombre: Soraya Peña
Altura: 1´64
Pie: 37
Confección: 38
Cabello: Castaño oscuro
Ojos: Verdes
Lugar de nacimiento: Bilbao
Residencia: Madrid
Profesión: Actriz

 

CHARLANDO CON...: Se sube el telón: ¿Quién es Soraya Peña?

SORAYA PEÑA: Pues, Soraya Peña soy yo, tal cual.

CHC: ¿Por qué decidió hacerse actriz?
SP: Siempre pienso que no decidí ser actriz, estaba ahí desde que tengo consciencia. Lo que sí que decidí es trabajar en ello.

CHC: ¿Hubo un momento concreto en su vida en el que tomó esa decisión?
SP: Sí que hubo un momento que tuve que elegir entre bailar que para mi era más un hobby y teatro, por tiempo más que nada.

CHC: De niña, de adolescente... ¿Iba al cine, al teatro, veía películas, series, obras de teatro?
SP: Siempre he ido al cine y al teatro con mi madre desde pequeña.

CHC: ¿Había alguna actriz o algún actor que le atrajera de manera especial?
SP: De pequeña me encantaban dos rubias, Marisol, veía todas sus películas y Marilyn Monroe.

CHC: ¿Qué veía en él/ella?
SP: En Marisol la magia y en Marilyn la frescura y elegancia.

CHC: ¿Dónde fue su primer aprendizaje como futura actriz?
SP: En la universidad y con Gaitzerdi.

CHC: En aquella etapa, ¿quién le ayudó más, de quién aprendió más?
SP: Aprendí mucho el respeto hacia esta profesión.

CHC: ¿A quién quería parecerse, quién era su modelo?
SP: Como persona, a mi madre, una luchadora nata.

CHC: ¿Dónde y cómo fue su primera aparición en público?
SP: Yo bailaba desde pequeña, así que mi primer contacto con el público fue con cuatro añitos. En teatro, en la clausura de las fiestas de Bilbao con Gaitzerdi, en el teatro Arriaga. Y fue llena de nervios y muchísima ilusión.

CHC: ¿Cómo se vio a sí misma?
SP: Fue algo muy pequeño, pero me divertí muchísimo.

CHC: Usted dejó Bilbao para trasladarse a Madrid. Díganos: ¿Quién le animó? ¿Llevaba un trabajo bajo el brazo o se lanzó a la aventura con la carpeta vacía?
SP: No hizo falta que nadie me animase, lo tenía muy claro . Y vine con la carpeta completamente vacía pero con muchísima ilusión.

CHC: ¿Fue duro?
SP: Lo duro es estar lejos de la familia. Y el recorrido y conocimiento fue gradual y en general satisfactorio.

CHC: Aspectos positivos de esa decisión.
SP: Muchos, he aprendido a ser más paciente, a agudizar mi intuición, y saber que no me he equivocado y que estoy haciendo lo que quiero.

CHC: ¿Y negativos?
SP: Estar más lejos físicamente de mi Botxito y de mi familia, aunque me escapo en cuanto puedo.

CHC: ¿Se arrepiente de haberla tomado?
SP: No.

CHC: ¿Por qué hay que dar el salto a Madrid para intentar triunfar en el mundo artístico?
SP: No sé si hay que dar el salto a Madrid, yo si tenía esa necesidad. Estaba haciendo teatro en Bilbao y cortometrajes pero quería crecer tanto en formación como laboralmente.

CHC: ¿Sería bueno que en ciudades más pequeñas como Bilbao, Valencia, Sevilla... existiesen iguales oportunidades o es mejor que todo se centralice?
SP: Creo que sería buenísimo más diversificación. El País Vasco ahora mismo está en muy buen momento y se están haciendo cosas muy interesantes.

CHC: Usted ha trabajado tres temporadas en la serie La Tira, emitida en la Sexta y producida por Globomedia. Se trataba de una serie en clave de sketches humorísticos. Cuéntenos, ¿cómo vivió aquel trabajo?
SP: Yo trabajé capítulos sueltos y la verdad me acogieron siempre muy bien. Me hacían sentir parte del equipo.

CHC: ¿Cambia mucho el estilo de rodaje de una serie convencional al de una serie de escenas cortas, como ésta?
SP: Para mí es lo mismo en cuanto a trabajo. La diferencia está en que si tienes un personaje fijo en una serie «convencional», el recorrido que puedes tener es mucho más amplio .

CHC: También para La Sexta, trabajó en Qué vida más triste, la serie que arrasó en su formato de página web y que pasó después a TV. ¿Qué puede decirnos de ella?
SP: Que era una serie muy divertida y arriesgada.

CHC: ¿Qué personaje encarnaba?
SP: Hice varios personajes, entre ellos la hermana de Borja.

CHC: Usted ha protagonizado cortometrajes que han obtenido excelentes críticas e incluso premios, como es el caso de Montenegro, galardonado como Mejor cortometraje del Festival Cine de Málaga, en 2008. ¿Qué se siente?
SP: Se siente que se está trabajando en la dirección correcta.

CHC: ¿Considera que a nivel popular se reconoce el trabajo que hay detrás de un cortometraje?
SP: No lo sé, creo que el cortometraje tiene su hueco y cada vez es más popular entre el público en general. Y la gente diferencia dónde hay una buena historia, sea corta o larga.

CHC: Nominación a mejor actriz en los Premios Universidad de Navarra, con Lázaro, en 2005. Nominación a mejor actriz en el Festival Cine Begibistain. Nominación a mejor actriz secundaria en el Festival Cine Fuentes (Zaragoza), con Bono, en 2013. Imagino que orgullosa.
SP: Muy contenta. Las nominaciones y los premios te dan fuerza para seguir trabajando y mejorando.

CHC: ¿Qué personaje de la historia del cine le hubiera gustado interpretar?
SP: Cualquiera con personalidad y carácter.

CHC: ¿Con qué actriz le gustaría trabajar?
SP: Hay muchas actrices con las que me gustaría trabajar, pero sobre todo con las que sean generosas, honestas y de verdad.

CHC: ¿Por qué?
SP: Porque estas cualidades considero que suman y hacen que el trabajo sea mejor.

CHC: Y la misma pregunta para el campo masculino: ¿con qué actor le gustaría trabajar y por qué?
SP: Exactamente lo mismo, pero José Sacristán me maravilla.

CHC: En su carrera queda pendiente el gran paso a un largometraje. Imagine su estreno ideal: ¿De la mano de quién, con qué reparto, con qué tema?
SP: Difícil pregunta. En este país hay directores y directoras increíbles, Elegiría trabajar con alguno que sea muy buen director de actores, con un reparto implicadísimo y dónde en la historia primasen las relaciones personales.

CHC: De las series de hace algunos años, como El comisario, Física o Química, Siete Vidas... ¿En cuál le gustaría haber participado?
SP: En todas, jajaja. Acusados, sería muy buena opción.

CHC: ¿Y de las actuales, como Velvet, Aida, El Príncipe, Cuéntame, Sin identidad, Vis a Vis...?
SP: Cualquiera de ellas, la ficción española está muy fuerte.

CHC: ¿Cree que la televisión actual podría ofrecer mejores series de las que pone en antena?
SP: Creo que en general se está arriesgando y que esto está teniendo su recompensa. Espero que siga así.

CHC: ¿Su película favorita, ésa que nunca se cansa de ver?
SP: Muchísimas, pero una que me parece mágica por lo que sentí en el momento de verla es Los amantes del Círculo Polar, de Medem.

CHC: ¿Cómo se prepara Soraya Peña para meterse en un personaje?
SP: Trabajo el texto e intento ser honesta conmigo mismo y con el trabajo.

CHC: ¿Y para salir de él y regresar a su piel?
SP: Cuando gritan corten o termina la función.

CHC: Comedia, drama o tragedia. ¿Qué registro le gusta más?
SP: He trabajado mucho en comedia y me encanta, pero últimamente estoy trabajando personajes más intensos y dramáticos y los estoy disfrutando muchísimo, así que para qué elegir.

CHC: Teatro, cine, televisión. ¿Con cuál se queda?
SP: Todo.

CHC: ¿Existe algún motivo por el que rechazaría rotundamente un gran guión?
SP: Si me hiciese sentir incómoda conmigo misma.

CHC: Defínase como actriz.
SP: Trabajadora, voluble y honesta.

CHC: ¿Su principal virtud?
SP: Constancia.

CHC: ¿Y su principal defecto?
SP: Impaciencia, aunque la voy controlando.

CHC: ¿Existe algún papel o algún registro con el que no se atrevería?
SP: No, ¿qué es la vida sin riesgo?

CHC: ¿Hasta qué punto el físico es importante para triunfar?
SP: Es importante para trabajar, no sé si para triunfar, el triunfo es algo muy personal.

CHC: ¿Es cierto eso que se dice de que las cámaras «quieren» a unos actores/actrices y a otros/otras no?
SP: Sí, la fotogenia existe.

CHC: Su preparación en la danza, ¿le ha sido de utilidad en alguno de los trabajos realizados hasta ahora?
SP: De momento no he tenido la ocasión de compaginarlos pero me encantaría.

CHC: ¿Considera que el gobierno y las instituciones cuidan como se debiera al cine español?
SP: Rotundamente NO.

CHC: Así como en otros países la industria cinematográfica y las artes en general se miman, o al menos no se perjudican en exceso, en nuestro país es lo primero que se ve afectado por los recortes, las faltas de ayudas, las subvenciones... ¿Quiere decir esto que el mundo del cine no se valora como debiera?
SP: Eso es. No son conscientes de la importancia que tiene tanto a nivel económico como social. Genera muchísimos puestos de trabajo y debería ser una industria en sí misma. Y por otra parte hace que la gente se plantee cosas después de acudir a ver una obra o salir del cine, lo comentan se generan debates y esto es necesario para crecer como personas.

CHC: ¿Cree que en nuestro país la preparación del actor/actriz es la necesaria? Digo esto por el gran número de caras nuevas que aparecen cada año en series televisivas y –ésta es una opinión personal- que en muchos casos no dan la talla.
SP: La preparación es siempre necesaria, no sólo cuando empiezas sino a lo largo de toda la carrera. Es necesario entrenarse continuamente para mejorar, quitar bloqueos, superarse. Yo, si no estoy trabajando, entreno. Necesito estar activa.

CHC: ¿Qué tiene el cine estadounidense –aparte de dinero- para triunfar como triunfa en todo el mundo? ¿Dónde está el secreto?
SP: Lo que te comentaba antes, que tiene una industria propia y un merchandising brutal.

CHC: ¿Qué se puede aprender del cine español de antes?
SP: Trabajaban muy bien la ironía y la doble moral desde la comedia.

CHC: ¿Considera que los actores/actrices españoles de hace treinta o cuarenta años se tomaban más en serio su trabajo pero contaban con menos medios para prepararse?
SP: Yo creo que los actores, en general, respetamos mucho nuestro trabajo y lo tomamos muy en serio.

CHC: ¿Cómo ve el panorama actual del cine vasco?
SP: Lo veo bien, se están haciendo trabajos muy interesantes y arriesgados.

CHC: Hay quienes opinan que en Euskadi el mundo del teatro es un coto cerrado en el que se valora más el amiguismo que la calidad artística. ¿Qué opina de ello?
SP: Creo que los contactos son importantes en cualquier trabajo y también creo que la calidad artística en Euskadi es muy alta.

CHC: ¿Considera que en Euskadi contamos con actores/actrices, escuelas, profesores, guionistas y directores de  «primera división»?
SP: De primerísima división.

CHC: ¿Cree que las Instituciones y Organismos apoyan suficientemente al teatro en Euskadi?
SP: Yo personalmente si me he sentido apoyada. He sido becada y he recibido ayudas para formación.

CHC: ¿Qué les pediría si pudiera hacerlo?
SP: Que no dejen de hacerlo y que pequeñas compañías sean programadas en los grandes teatros. Hay proyectos muy interesantes y muy buenos que no llegan al gran público por falta de medios para promocionarse.

CHC: ¿Se valora más a actores y actrices de fuera que a los de casa?
SP: Creo que hay actores españoles impresionantes que si hubiesen nacido en EEUU, serían estrellas, para mí lo son.

CHC: Saber actuar, ¿ayuda en algo en la vida real?
SP: Saber actuar no sé si ayuda, yo en mi vida no lo hago salvo por trabajo. Lo que si me ha ayudado el ser actriz es a ser más paciente.

CHC: Se baja el telón: Háganos partícipes de su mayor deseo.
SP: Ser feliz.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Las cookies nos permite mejorar la navegación. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. +info